Pregunta #10: cómo sabes si tienes química con un chico?

Esto nos pasa tanto a chicos como a chicas: llevas mucho tiempo atraída por esa persona que parece especial, es un chico atractivo, es gracioso, sabes que tus ojos brillan cuando lo miras y sientes cosquilleos en tu estómago cada vez que hablas con él. Finalmente tienes una cita con ese chico, o al menos una oportunidad de estar sólos los dos sin otros amigos rodeándolos y por alguna razón: todo está mal, simplemente algo no funciona, simplemente la conversación no fluye, no es tan gracioso como siempre o parece que no hay nada de qué hablar o qué hacer.

Te digo que nos pasa tanto a chicos como a chicas, pues a mí me ha pasado con algunas chicas que a la hora de llegada la cita, resulta que son pocos los temas de los que podemos conversar o es menos lo que disfrutamos a pesar de que ambos claramente estamos haciendo un esfuerzo. Esta situación que te describo es precisamente lo opuesto de lo que te quiero presentar hoy: química sexual.

Química sexual

Cuando escribo química sexual es en pocas palabras una descripción en la que ese chico parece complementarte en todo. Es decir, sin mayor esfuerzo las conversaciones fluyen, ambos se comunican a un nivel que parece único y a veces hasta parece que se leen la mente el uno al otro. Cuando estas con ese chico te sientes completa, en otras palabras, te sientes complementada.

No se puede lograr esta química naturalmente con todos los chicos que te atraen y que conoces, pues depende en gran forma de tu personalidad y en la personalidad de los chicos que te atraen. Muchas chicas atractivas nunca han tenido buena química con sus parejas sexuales, pues simplemente están atraídas por la personalidad equivocada, y les toma años antes de darse cuenta que las personas que las hacen sentir más completas son las que tienen otros aspectos diferentes en sus personalidades. En algunos de esos casos es simplemente una característica la que hace la diferencia entre alma gemela y buen amigo.

Antes de terminar esta sección y brincar a describir la forma en la que puedes cultivar y cosechar buena química en tus relaciones amorosas, quiero aclarar que por química sexual no me refiero sólo a lo buenos que son ambos en la cama. Química sexual se refiere a las interacciones que tienes con la pareja que te hace disfrutar su tiempo juntos y te hace desear pasar más tiempo juntos. Si tu mente estaba llena de ideas sexuales con ese chico en la cama, entonces talvez vale la pena que tomes una pausa de leer este artículo y le eches un vistazo a esta guía para llenar de pasión tu cama y tus encuentros sexuales «haz click».

Cultivando la química sexual

La química con otra persona no se puede forzar, pues aún cuando nos sintamos realmente atraídos por alguien, si no hay química, eventualmente la atracción desaparecerá o al menos se enfriará y es ahí dónde la química es lo que determina si la relación continúa o si alguien más atraerá tu atención o la de tu pareja.

Si bien la química con tu pareja ideal no se puede forzar, si podemos asegurar que cultives la forma de probar que tu personalidad y la de la persona quien consideres atractiva tengan química sexual o no. Para saber si ambas personalidades tienen química es importante poder exponer tu personalidad y poder compararlas.

Muchas personas tienden a crear una personalidad falsa que usan como una máscara para poder protegerse y para encajar con otras personas. El plan es muy sencillo: usaré esta máscara y si conozco alguien que se sienta atraído por mí, entonces me quito la máscara y le muestro mi personalidad real. Como un chico que ha tenido que enfrentar esta situaciones en múltiples ocasiones, te puedo asegurar que es bastante complicado empezar a tener sentimientos por una chica que dado cierto punto decide que es hora de mostrar su personalidad real y resulta que es una persona diferente a la chica por la que me estaba enamorando.

Cuando te digo cultivar la química sexual, te estoy sugiriendo que te conozcas a ti misma y trabajes en resaltar lo que te hace única y diferente. Estas características que llegado el momento se convierten en tu principal atractivo. También en este punto te estoy sugiriendo que confíes en ti misma y en tu personalidad, llegada la persona con la que puedas sentir la química sexual, esta persona estará feliz con quien eres y eso es exactamente lo que estás buscando. Hace poco escribí una entrada en mi blog para el estrés y la ansiedad que podría interesarte, si en algún momento has sentido que no confías en ti misma, debes leer y trabajar en: 10 características para ser una ganadora «haz click».

Midiendo la química con tu pareja

Vamos a una sección un poco más práctica. Quiero darte las preguntas y tips para que puedas reconocer si estas teniendo buena química con tu chico actual o con el chico que te atrae.

  1. Aún cuando están en silencio se sienten cómodos. No hay necesidad de llenar el silencio con una conversación. Puedes saborear ese momento en silencio y se siente cómodo. Si nunca has estado con alguien con el que puedas compartir el silencio sin sentirte tentada a romperlo con conversación, entonces debes cultivar esa personalidad y la próxima vez simplemente lanzar la prueba de como reacciona el chico a un par de segundos o minutos en silencio.
  2. La mirada. Puedes sostener la mirada en los ojos de esa persona sin sentir temor a que te atrapen mirándolo directo a los ojos. Se siente como si de alguna forma alguno de los dos pudiera leer la mente del otro si continúan compartiendo miradas.
  3. La habilidad para entenderse. Ese chico puede entenderte y tú a él aún cuando a veces las palabras que salen de tu boca son las equivocadas. No estoy hablando de una discusión o situación complicada en la que pareces meter tu pie en tu boca en cada palabra me refiero a esas ocasiones en las que tratas de describir algo y aún cuando estás segura de que ni tú misma podrías entenderlo, ese chico responde que te entiende y agrega algo a lo que tú dijiste complementando exactamente lo que piensas o sientes.
  4. El contacto físico no se siente como invasión. La reacción natural al contacto físico es sentir una invasión a nuestro espacio personal, por eso la mayoría de las personas siente cosquillas y otras reaccionan similar a como si las hubieras apuñalado. Sin embargo, esa persona con la que tienes química te toca de forma inocente y no se siente como invasión. Aclaro que hablo de contacto físico y no tanto sexual, por supuesto que si te toca en áreas más sensitivas probablemente debería hacerte sentir algo más. Por ejemplo si tienes un gran busto y las caricias son para excitarte, entonces es un tema diferente, y si no tienes gran busto puedes mirar este enlace y obtener el tuyo de forma natural: agrandar los pechos «haz click».
  5. Telepatía. Miras a ese chico directo a los ojos, él te mira y te ve sonreír y sabe la mitad de la historia que le ibas a contar de alguna forma que no puedes entender. Un ejemplo personal: ayer fui a visitar de sorpresa a mi novia a la tienda en la que trabaja, pero ella estaba en su espacio de tiempo para el almuerzo así que no la encontré en la tienda, empecé a caminar por el centro comercial sin saber dónde estaba ella y llegué en frente de otra tienda de la que ella venía saliendo de comprar algo; como llegué a ese lugar o como sabía que la encontraría ahí es difícil de explicar, pero es parte de esas señales que no llamaremos destino pero que podemos llamar simplemente química.
  6. Cuando estás con esa persona el tiempo suele volar sin que te percates. Por el contrario, arriba te mencioné la prueba del silencio, pues si intentas esto con alguien con quien no tienes química verás como el tiempo se detiene y cada segundo en silencio parece una semana. Con una persona con la que tienes química puedes hablar durante horas sin cansarte o sin percatarte del tiempo que llevan juntos, simplemente esa persona no toma tu energía emocional, de hecho, es posible que esté cargando tus baterías emocionales y te sientas más refrescada después de una cita con ese chico.

  7. Se siente como si ha sido así desde siempre. Es decir, llevas poco tiempo de conocer a esa persona y sientes como si esa persona hubiera estado en tu vida desde siempre. Aún con personas que lleves más tiempo y con las que hayas desarrollado esta química, puedes hacer la prueba de tratar de imaginar tu vida antes de conocerlas o tratar de pensar como sería tu vida actual sin ellas en tu vida. Usualmente sientes que es similar a imaginar tu vida sin una parte de tu cuerpo, probablemente te puedas acostumbrar y sobrevivir, pero no es algo que desees experimentar por lo acostumbrada que estás a tenerlo en tu vida.

Conclusión.

La pasión es un ingrediente fundamental en cualquier relación amorosa y es lo que permite tener la energía inicial para empezar a trabajar en lo que se convertirá en tu relación con ese chico especial. Sin embargo, la pasión es simplemente la chispa inicial, pues si realmente deseas una relación duradera y con felicidad que te satisfaga a varios niveles emocionales entonces necesitas encontrar alguien con quien puedas compartir una química que caracterice su relación juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *